lunes, 28 de febrero de 2011

Cuando menos te lo esperas

El sábado fui a uno de mis sitios fetiches a sacar el amanecer, el Monte Cayón, en Piloña. Y como suele ocurrir los sábados por la mañana, fui en compañía de unos cuantos amigos flickeros.
Las previsiones no eran demasiado favorables, pasando de la lluvia al día nublado en el mejor de los casos. Aún así madrugamos (a las 5:15 sonó el despertador) y nos arriesgamos.
Durante el trayecto no llovía y se veía la luna, lo que era muy buena señal. Y llegamos antes de la hora prevista, totalmente de noche. Aproveché a hacer alguna toma nocturna, pero mirando con miedo el cielo, ya que justo por el lugar donde debía aparecer el sol había una masa nubosa, y además aún había un nubarrón más grande que estaba avanzando en la dirección menos indicada.

Se puede ver la nube sobre las montañas donde debía salir el sol y la otra masa nubosa acercándose.

Parecía que el amanecer se podía estropear, pero de poco a poco, y sin llegar a ver el sol en ningún momento, el cielo empezó a llenarse de colores.

El cielo empezó a teñirse de color.

Aquí más de cerca, con el 100-400.

Hasta que finalmente el nubarrón que se acercaba empezó a teñirse de colores rojizos, cubriendo todo el valle de manera espectacular. Eso sí, este momento ya no llegó a los 5 minutos.

Toda la impresionante vista bajo el manto rojizo.

Pero las montañas nevadas a la vista para dar más belleza a este espectáculo.

Poco a poco todo volvió a la normalidad, con el cielo encapotándose, hasta que empezaron a caernos algunas gotas. Cuando bajamos a Infiesto a desayunar (en mi caso a tomar el segundo desayuno cual Hobbit, que ya había desayunado en casa) la lluvia ya empezaba a ser copiosa. A la vuelta en coche a casa lo que caía era un auténtico diluvio.
Decir que tuvimos suerte es poco, y por pedir sólo faltó el habitual mar de niebla que suele cubrir el valle. Y es que los días problemáticos son un gran riesgo, pero son los que te pueden dar unos ambientes inolvidables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada