jueves, 3 de marzo de 2011

Mis fotos de la semana - 21

Esta semana más cargada de fotos de lo habitual.

Luz de luna

Luz de lunaEn el amanecer de Cayón llegamos más temprano de lo previsto (en estos casos, más vale llegar sobrado de tiempo que justo), así que como se podía ver la luna y unas cuantas estrellas aproveche a hacer alguna toma nocturna.
Como a esas horas, en un lugar como ese sin una sola fuente de luz, no se veía absolutamente nada, llevaba una linterna frontal (de las que se ponen en la cabeza). Al hacer la toma no me acordé de apagarla y la luz incidió sobre el suelo. El resultado fue el que se ve, queda una franja iluminada que da la sensación de ser la luz de la luna. Lo curioso es que lo vi en la pantalla de la cámara y me gusto, así que intente repetirlo, pero esta vez con plena consciencia de ello... para que las tomas me quedaran peor que la fortuita.
Hay que comentar que la luna no estaba realmente llena, pero la fuerte luz que produce respecto al resto de la toma hace que así lo parezca.

Lo que se pueda

Lo que se puedaTomada en una puesta de sol preciosa en la playa de Xagó.
He comentado aquí y en Flickr que lo malo de Xagó es la ausencia de elementos para jugar con la composición, y me han dicho que no se necesitan muchos elementos, que la toma está bonita. Pero el problema con esa ausencia de posibilidades de composición no es esta toma en sí, que con el color del cielo y el reflejo en la arena húmeda crea una toma interesante, el problema es que una vez que haces esta toma... no hay otra. No había nada con lo que jugar y aprovechar esa puesta de sol con tomas diferentes y todas las que saqué se parecen demasiado (que sí intente alguna cosa distinta, pero no había las condiciones para que quedara bien, o al menos yo supiera que quedara bien).

Vidas pequeñas

Vidas pequeñasPoco9 a poco se empiezan a ver más flores, siendo siempre las primeras en aparecer las margaritas, para ser seguidas de cerca por los dientes de león, como estos que he sacado.
Tengo que admitir que la composición de la toma no es la que me habría gustado. El segundo diente de león, bastante difuminado, coincide justo contra el fondo amarillo (que eran unas flores de ese color), perdiendo protagonismo. Lo ideal habría sido sacar la toma desde un punto de vista aún más bajo, y que ese segundo diente de león quedara contra el fondo plano y marronaceo... pero ya estaba a ras de suelo, por lo que era imposible. La otra opción era elevarme y que quedara contra el verde de la hierba, pero esa toma más "aérea" no me gustaba, ya que lo que quería era la sensación de estar al nivel de las flores. Así que al final, el mal menor.

Nunca me abandones

Nunca me abandonesOtra más de mi árbol preferido en el parque de Isabel la Católica.
Para esta toma, cambien la posición desde la que solía hacer las tomas, al nivel de los pájaros, con los árboles al fondo, por una más alta, donde el fondo es la hierba a la luz del sol.
El posadero es una rama que había por el suelo, que conseguí mantener en equilibrio apoyándola en una piedra por un lado y en el tronco del árbol que subía por el otro. Lo cierto es que el invento falló bastantes veces, y cuando se posaban los pájaros se desmoronaba todo, pero al menos en esta toma aguantó lo suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada