domingo, 30 de enero de 2011

Mis fotos de la semana - 16

Otra semana más de fotos en Flickr.

Adaptation

AdaptationTenía ganas de volver a ver un amanecer en el Monte Cayón en unas fechas distintas a las que siempre he ido (que por una cosa o por otra, ha sido en septiembre). Ahora en invierno el sol sale mucho más de frente y esperaba ver en el paisaje algo de nieve.
Sin embargo, las expectativas fallaron, y es que la climatología demasiado benigna para estas fechas hizo que no hubiera ni gota de nieve, y el sol saliendo más al sur está demasiado rato detrás de las montañas, y cuando aparece loo hace con demasiada fuerza. Además, por primera vez desde que voy, el valle no estaba cubierto por la niebla y una franja de nubes tapó justo la zona de salida del sol, quitando casi todo el colorido que pudiera haber. Aún así, la poca bruma del valle y los rayos de sol incidiendo sobre ella me dieron una toma distinta a las que tenía de este lugar.

El invitado

El invitadoMe ha hecho especial ilusión poder pillar a un pinzón, y es que en el árbol donde voy a intentar sacar tomas a pájaros, me van a la comida que echo carboneros y herrerillos, pero los pinzones están por la hierba y pasan olímpicamente. Sin embargo, este, puede que intrigado, se subió un momento y me permitió un par de tomas.
Creo que ha sido un golpe de suerte, ya que en todos los días que he vuelto, ninguno ha vuelto a ponerse bien a tiro. Además, pegándole el sol, lo que resaltaba unos colores que en la sombra no parecen ni mucho menos tan bonitos.

Nada original

Nada originalSiempre que voy ha hacer el amanecer en Cayón (y alguna vez sin ir a hacerlo) paso después por el área recreativa de La Pesanca, que no está muy lejos y siempre da mucho juego. Bueno, antes paro en Infiesto a comer un pincho, que en el Bar Tenis (no los conozco, pero ahí va la publicidad gratuita) los tienen muy ricos y baratos (el pincho y un bote de Coca-cola salen por poco más de 2€).
Ahora bien, ya fuera con el día nublado o casi lloviendo, allí me encontraba irremediablemente son sol. Y yo necesitaba un día nublado para poder sacar el río Infierno con un poco de tiempo de exposición sin que quedara ninguna zona quemada. Esta vez sin embargo, el día estaba también encapotado allí... durante unos 15 minutos. En ese tiempo aproveché a hacer tantas tomas del río como pudiera.
Este es sin lugar a dudas el tramos más fotografiado del río, y es que está al lado del aparcamiento, tiene unas escaleras para bajar al agua y una pequeña cascada justo en frente que siempre da mucho juego.

Campeón

CampeónVisto que el árbol del parque donde llevo la comida a los pájaros es un poco soso como posadero, y que las tomas estaban empezando a quedarme parecidas, decidí llevar yo algún complemento para variar las fotos. Así que cuando fui a La Pesanca (foto anterior) aproveché a coger algunas de las ramas y cortezas de allí, que están llenas de musgo y líquenes y visualmente quedan muy bien.
En esta puse una rama en equilibrio para que quedara un poco de aire por debajo de ella. Visto que las tomas que me interesaban eran con el pájaro encima de ella, dejé el enfoque en manual enfocando a la rama y disparaba con el cable disparador sin mirar siquiera por el visor. Además, en esta toma en particular me dio por probar el flash de la cámara con un difusor. A nivel de luz me gustó, pero no me permitía hacer ráfagas rápidas, por lo que era mucho más difícil pillar a los pájaros (tienden a posarse y marchar muy rápido). De hecho, esta es la única toma viable que conseguí con ese método.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada