martes, 8 de junio de 2010

Tablas de Daimiel


El milagro de P. Tinto, originalmente cargada por Jashir.

Uno de los lugares que más me han gustado de este viaje han sido sin lugar a dudas las Tablas de Daimiel. La verdad es que tuvimos suerte por varios motivos, el más importante de los cuales ha sido el poder verlas rebosantes de agua. Y es que en diciembre mismo las Tablas de Daimiel estaban casi secas y acosadas por temibles incendios subterráneos. Han sido las continuas lluvias que han caído por la zona este invierno las que han podido dejarlas como hace muchos años que no se podían ver.
Otra de las razones afortunadas, es el que las cogimos casi en solitario, pudiendo verlas con una tranquilidad asombrosa, y además con unas nubes estupendas para la fotografía.
Además, al visitarlo en primavera, nos hemos encontrado con una auténtica explosión de color merced a las múltiples flores que cubrían su mayor parte.
La pena es que andábamos justos de tiempo y sólo pudimos hacer uno de los itinerarios, el de la Isla del Pan. Además, estaba algo falto de aves, ya que la última vez que pasaron por allí casi no había agua, y lo descartaron como parada para este año- Pero sin lugar a dudas es un lugar estupendo para visitar.

Datos de la imagen:

La foto es una sola toma en RAW sin trípode y sin ningún tipo de filtro. Luego simplemente revelé el RAW y le puse el marco en Photoshop CS2.

  • Modelo de la cámara: Canon EOS 50D
  • Objetivo: Tamron SP AF 17-50mm F/2.8 XR Di II LD Aspherical (IF)
  • Distancia focal: 17.0 mm
  • Apertura: f/10.0
  • Tiempo de exposición: 0.0063 s (1/160)
  • ISO equivalente: 100
  • Control de exposición: -0.33 EV
  • Flash: No

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada