miércoles, 15 de febrero de 2012

Hacia oriente III: Costa Quebrada

A este ritmo de actualizaciones un viaje de 3 días casi dura un año en el blog :-)) Bueno, tengo que decir que ahora vuelvo a tener tiempo (y ganas, cosa no menos importante), por lo que el blog volverá a tener actualizaciones mucho más constantes, continuando sobre todo con los tutoriales y mi curso de "Fotografía para torpes". Pero bueno, hoy toca ir acabando este grupo de artículos sobre mi viaje al País Vasco y Cantabria.

A la vuelta del País Vasco, pasamos un par de noches en la Costa Quebrada, un lugar del que habíamos visto muchas tomas y que queríamos disfrutar sí o sí. Se conoce como Costa Quebrada a una franja del litoral cántabro de una singularidad paisajística excepcional situada al Oeste de Santander. Se extiende desde la isla de la Virgen del Mar hasta la punta de Somocuevas, entrada al Parque Natural de las Dunas de Liencres. La Costa Quebrada se refiere a un litoral de altos acantilados que han sido rotos y fragmentados en diversos puntos y que dan al paisaje un aspecto muy singular.

El primer día decidimos sacar tomas desde la zona de la playa de Somocuevas.

Por mucho que miré y busqué en este lugar, esta era la única toma que me venía a la mente. Así que en lugar de ir variando de toma según avanzaba la noche, yo intenté centrarme en esta e ir perfeccionándola (la técnica de la cartulina negra, que fue la que usé, además ayuda a esto, pues suele tardarse un poco en pillarle el punto exacto).

El día siguiente el destino fue la zona de Los Urros, donde se encontraba la famosa "Puerta del Mar", tantas veces fotografiada.

El día no parecía el mejor, pero poco a poco la masa de nubes se fue apartando del horizonte, dejando pasar el sol. El fotógrafo a contraluz estaba ahí, ni le conocía de nada ni le pedí posar.

No quedó la puesta de sol más espectacular del mundo, pero al menos nos ofreció unos tonos bonitos.

Nos movimos un poco para empezar a sacar ya a la "Puerta del mar".

Un poco de acercamiento.

Jugando un poco en la composición con elementos en el primer plano.

Aquí debería acabar el resumen del viaje, pero las fotos del lugar les gustaron tanto a mis padres, que quisieron ir allí... y yo claro, me apunte a volver. Así que un mes después volvía a estar por esos lugares (esos sí, esta vez sólo dos días, uno para el País Vasco y otro para Cantabria). Por lo que la próxima sí será la última entrada en el blog sobre este tema, con las tomas de ese regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada