domingo, 10 de abril de 2011

Mis fotos de la semana - 24

Ya estoy de vuelta de Tenerife, aunque increíblemente me he encontrado un tiempo aquí en Gijón más agradable del que tuve allí. Como suele pasar en estos casos, todo lo que he subido a Flickr ha sido de las vacaciones, así que que esta semana es un especial Tenerife.

Cuentos de la noche

Cuentos de la nocheUno de los destinos claramente deseados en lo fotográfico para el viaje, era subir hasta los Roques de García, en el Parque Nacional del Teide a hacer una nocturna.
Es una maravilla poder contemplar desde esa altura, con una atmósfera mucho más limpia a la que tengo aquí, todo el cielo estrellado. Miles y miles de estrellas a la vista.
La composición es extraña dejando mucho cielo y casi nada de la parte inferior, pero la idea era que tanto el Teide como el Roque Cinchado parecieran insignificantes respecto al cielo. Tengo alguna toma más tradicional (siguiendo al dedillo la regla de los tercios), pero esta, que fue la primera que hice, es la que me gusta.

La selva esmeralda

La selva esmeraldaOtro destino claro era el mariposario de Icod de los Vinos. Ya había estado en el del zoo de Santillana del Mar, pero este es bastante más grande (y luminosos, lo que ayuda mucho a las fotografías). De hecho no sólo fui un día, sino que repetí otro más, y es que me podría pasar allí todo el día casi sin darme cuenta.
Tenía una toma parecida de una Greta Oto (así se llama esta especie de mariposas con las alas transparentes) a contraluz, pero mi idea era, con la misma idea, mejorarla.
Esta tiene bastante más nitidez, y creo que tanto el fondo como el ambiente están mucho más cuidados. Le he intentado dar unos tonos más verdes, para que pareciera salida de la jungla.

La tierra en llamas

La tierra en llamasAl contrario que las otras dos tomas, esta fue fruto de la casualidad. A la bajada de las tomas nocturnas en el Teide, nos encontramos este extraño espectáculo. El mar de nubes que cubría el norte de la isla era iluminado desde abajo por las luces de las localidades que había bajo él, formando una extraña forma de luz y color bajo las estrellas.
Me imagino que en realidad debe ser un espectáculo bastante común, ya que prácticamente siempre hay nubes en la parte norte de la isla, que se quedan frenadas por el Teide, y su ladera está llena de casas y pueblos, hasta llegar a Puerto de la Cruz, lo que provoca una contaminación lumínica bastante importante, y que al contrario de lo habitual, no se aprecia desde debajo de las nubes, sino desde encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada