domingo, 13 de marzo de 2011

Mis fotos de la semana - 22

Otra nueva tanda de comentarios de las fotos de Flickr que he subido esta semana.

Sueños perdidos

Sueños perdidosUna vez que te interesas por esto de la fotografía, hay pocas cosas más frustrantes que pasar por un lugar, ver unas condiciones fantásticas para una toma, y no poder hacerla.
En este caso, mientras íbamos por la autovía minera, a los dos lados había una niebla bañada por el sol del amanecer que daba un ambiente absolutamente fantástico, pero no había ninguna salida y no era plan de parar en medio de la carretera. Finalmente alcanzamos una salida y nos metimos por ahí a toda velocidad, buscando algún lugar donde parar. Nos plantamos al lado de un huerto, pero las condiciones ya habían cambiado, la niebla era menos densa y el sol estaba más alto, además de que el lugar tampoco es que fuera demasiado fotogénico.
Esta foto es lo único salvable, pero muy alejada de las impresionantes tomas que mentalmente íbamos haciendo minutos antes mientras íbamos por la autovía.

Sin límites

Sin límitesEn contra de lo habitual, el grupo de flickeros que nos solemos reunir no fuimos a sacar un amanecer, sino una puesta de sol. El lugar elegido fue el Mirador del Fitu.
Para mí fue una novedad, ya que siempre había estado allí por la mañana, cuando el sol está por los Picos de Europa, impidiéndome hacer una buena toma de estos. Además, en este ocasión estaban majestuosamente cubiertos de nieve, resaltando mucho más.
El problema es que en estas fechas el sol acaba tapado por el Sueve demasiado pronto, y sobre todo, que la nube que aparece en la toma fue deshaciéndose hasta desaparecer justo en el mejor momento, cuando podía haber adquirido unos estupendos tonos rojizos.
A pesar de todo conseguí un tipo de toma a la que le tenía ganas, y es la nieve bañada con la luz del sol cuando este empieza a dar una luz mucho más cálida. Las nubes ayudaron a la composición.

In memoriam

In memoriamYa está, a los árboles que estaban en flor en el parque de Isabel la Católica ya no les queda ninguna. El breve periodo de color ha terminado y hay que esperar casi un año para volver a encontrárnoslos vestidos de primavera.
Pero este año lo tenía claro y me he surtido de un buen número de tomas, probando y probando cosas.
Uno de los aspectos en los que más me he intentado preocupar es en la búsqueda de composiciones. Buscar diagonales, colocar los desenfoques a mi gusto, procurar que no se superpongan las flores, jugar con los fondos y cuidar los encuadres.

El tesoro del lago

El tesoro del lagoOtra muestra más del importante papel que la suerte juega en la fotografía.
El lunes de Carnaval fui a los Lagos de Covadonga,y a la hora correspondiente me puse a comer los bocadillos que llevaba. Me senté en la zona del aparcamiento del lago Ercina, donde hay unas mesas preparadas para estos menesteres. Ya que estaba ahí sentado puse en la cámara el 100-400 para hacer unas tomas cercanas de las montañas totalmente nevadas, a las que además les estaba dando una luz muy chula. Pues bien, de repente este pinzón se me posa cerca de la siguiente mesa.
Vamos, no sólo me encuentro de manera totalmente inesperada al pinzón en medio de la nieve cuando yo iba a sacar fotos de paisaje, si no que todos los hados se me juntan: es macho y por lo tanto mucho más colorido, se me pone al sol cuando había muchas zonas de sombra, además con el sol en la posición justa y sin contraluces, a una distancia bastante corta, y yo con el 100-400 ya en la cámara cuando las posibilidades de que lo tuviera puesto allí eran ínfimas.
Así da gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada