viernes, 17 de septiembre de 2010

Reflexiones sobre Flickr (2 de 3)

Seguimos con el tema Flickr.
Lo normal, es que no queramos tener simplemente las fotos colgadas perfectamente ordenadas y listas para verse... queremos que las vean, y si puede ser que nos las comenten, para que nos vamos a engañar. Sin embargo, queramos o no, para eso hay que comentar otras, hacer contactos, "favoritear"... vamos, socializar en Flickr. Hay mucha gente que se queja de esto, de que no es justo de que las fotos más vistas sean las de aquellos que comentan en cantidad y no las mejores fotos. Y es verdad, posiblemente no es justo, pero es inevitable.
Fila indiaLo que nadie puede esperar, aunque suba la mejor foto del mundo, es que de repente empiece a recibir visitas. A Flickr se sube la escalofriante cantidad de 3 millones de fotos al día, si subes una foto y no la metes en grupos, haces contactos, etc... ¿cómo demonios va alguien a llegar a esa foto? Por ciencia infusa esa toma no aparecerá en los monitores de nadie, es imposible. Por lo menos, etiquétala.
Así que al final, no queda otro remedio que, o socializar en Flickr, o promocionar las fotos por otros medios.
Claro, quien tenga más tiempo libre y ganas, podrá dedicarle más tiempo a Flickr y sus fotos serán más vistas. Al final la cosa tiende a reducirse en comentar para que te comenten, quid pro quo. Y volvemos a las mismas, hay quien se vuelve a quejar porque no es justo. Pero seamos sinceros, si cualquiera de nosotros comentamos habitualmente las fotos de una persona y esa pasa de comentar ni una mísera foto nuestra, al final, más pronto o más tarde, todos acabamos quemados y pasamos de comentarle más.
Yo, que no tengo un exceso de contactos, no soy muy sociable que se diga, y últimamente no puedo comentar mucho, soy consciente de que las cosas son así. Por supuesto me encantaría tener 100.000 visitas de cada foto, pero no por eso lo que voy a hacer es dedicarme a la pataleta. La cosa funciona así, porque realmente no puede funcionar de otra forma, o por lo menos yo no la veo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada