viernes, 26 de octubre de 2012

Fairy cosmos

Siguiendo los consejos de algún fotógrafo, además de las típicas fotos a lo que me gusta, sin demasiado criterio, estoy llevando a cabo una serie de fotos con un tema y características comunes, siguiendo un proyecto, de parecida manera a lo que ya hice con los "Macropaisajes". Así que comienzo mi "Fairy cosmos" (lo que vendría a ser el universo de las hadas), que de hecho no deja de ser una variación de la anterior serie, pero centrándome en las posibilidades que me dan los bosques otoñales.
Y es que, como he dicho, en esta ocasión me gustaría mostrar el lado diminuto de los bosques en esta estación tan especial. Y ya que no puedo evitar que con estos pequeños paisajes se me vengan a la cabeza cuentos de hadas, duendes y gnomos, pues he aprovechado esa inspiración y he intetando que las tomas tengan un cierto aspecto "mágico", propiciado por una parte por el bokeh y la luz, y por otra por las extrañas formas que nos ofrece ese pequeño mundo que normalmente no podemos apreciar. Aún así, como mis gustos son los que son, y he alcanzado un punto en que sé por donde me gusta tirar, se puede ver en la mayoría de las tomas muchos de los aspectos de los Macropaisajes, como el no acercarme demasiado al sujeto y dejar bastante "espacio vacío".
Así que aquí la primera muestra de lo que intento conseguir.

La toma está hecha desde bastante por debajo, con un difusor para el sol sobre el tronco donde estaba la seta y un reflector rebotando luz desde abajo. Debería haberme fijado en la rama de musgo que tapa parte de la seta.

Esta es la única toma de toda la serie que tiene flash. Es el propio de la cámara, con su luz a través de un difusor para hacerla menos dura.

Un contraluz, aunque mostrando un poco del detalle de las setas. El bokeh se forma con la luz del sol que se filtra entre las hojas de los árboles.

Por extraño que parezca está hecha tal como estaba, sin difusores ni reflectores siquiera. Está subexpuesta para que no se quemara, pero la luz que tiene es la del sol.

A esta le di un aspecto vintage con el Photoshop para reforzar un poco su aspecto de cuento.

Jugando con el enfoque/desenfoque. Con difusor para el sol y reflector.

Con esta intentaba darle un aspecto nocturno. Está hecha a la sombra, rebotándole con el reflector dorado la luz del sol. Para que no salga quemada, está muy subexpuesta, lo que hace que el fondo, que en realidad es el cielo y las hojas de los árboles, quede muy oscuro.

2 comentarios:

  1. Son divinas.......toda la serie de seta me parecen una maravilla!!
    Felicidades Isra :)

    ResponderEliminar