miércoles, 5 de mayo de 2010

Caldera Blanca


Joe contra el volcán, originalmente cargada por Jashir.

Sin lugar a dudas, la ruta más bonita y espectacular de las que vi en Lanzarote fue la del volcán de Caldera Blanca, que con su cráter de 1.200 metros diámetro es el mayor de la isla. Tiene una altura de 458 metros y se encuentra justo entre el Parque Nacional de Timanfaya y el Parque Natural de los Volcanes (mucho menos conocido, pero que a mí me ha parecido mucho más interesante, aunque ya hablaré de él otro día).

La ruta no está señalizada desde la carretera (algo bastante normal en la isla), pero es fácil de encontrar. Justo al salir de Mancha Blanca por la carretera que se dirige al Timanfaya, a la derecha vemos que salen pegados dos caminos (en forma de V), uno asfaltado y otro de tierra. Hay que tomar el de tierra, que avanza durante unos 500 metros, hasta llegar a un punto claro donde se puede aparcar y aparece por fin un cartel indicando el comienzo de la ruta. Si aún así alguien tuviera problemas en alcanzarla, puede seguir en dirección al Timanfaya por la carretera y se encontrará un centro de información donde le pueden dar indicaciones. Tengo la información del GPS, pero desgraciadamente no sé como meter un mapa de esos de Google con la ruta incrustada.

La ruta avanza por un sendero totalmente rodeado de lava solidificada por todas partes, sin ningún tipo de perdida. Acabaremos llegando a un volcán, pero este no es nuestro destino, sólo su hermano pequeño. Lo rodearemos por la derecha y seguiremos de nuevo el camino. Cuando lleguemos al Caldera Blanca lo rodearemos también por la derecha, hasta que prácticamente en el lado contrario veremos una senda que sube por la ladera. Desde arriba podemos ver el inmenso cráter, al que la foto no hace justicia, pues es enormemente impresionante. Si seguimos un poco más arriba, llegaremos al lugar donde he tomado la foto, y desde el que al otro lado también podremos ver todo el Parque Nacional del Timanfaya.


Datos de la imagen:

La foto es una sola toma en RAW sin trípode ni ningún tipo de filtro. Le bajé un poco la exposición para evitar que el cielo pudiera quedar algo quemado. Luego simplemente revelé el RAW y tiene el marco en Photoshop.
  • Modelo de la cámara: Canon EOS 50D
  • Distancia focal: 17.0 mm
  • Apertura: f/10.0
  • Tiempo de exposición: 0.0040 s (1/250)
  • ISO equivalente: 100
  • Control de exposición: -0.67 EV
  • Flash: No

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada